Cuando el foco no es el usuario o el producto.

image
Una y otra vez se repite la misma historia en las empresas, el foco se pierde, apunta a direcciones inadecuadas, se priorizan cuestiones técnicas por encima de cuestiones de negocio… es la pescadilla que se muerde la cola.


Y no hay foco más claro que el del producto, sobre el que impactan agentes como el negocio, el usuario, la leyes vigentes, el mercado o la competencia.

Entre todos ellos determinan el comportamiento de un SW de gestión y son cambiantes, lo que se traduce en un constante refinamiento y un porcentaje variable de desconocimiento evolutivo del producto.

Habitualmente, las empresas, ponen en marcha soluciones erróneas en la gestión y producción en las áreas tecnológicas; por desconocimiento alternativas o por falta de foco. Es muy posible que el desvío sea originado por problemas previos que atraen la atención y ponen la alarma de los despachos a todo volumen.

Os comento algunos ejemplos:

  • Empresas que creen que su mayor problema es el control de las mil arquitecturas y tecnologías distintas que manejan todos y cada uno de los proyectos y productos digitales de la organización, suelen caer en manos de gurús creadores de frameworks propietarios que los desarrollos la casa deben implementar obligatoriamente. Estos suelen acabar más pronto que tarde con una arquitectura base cargada  de excepciones que tratan de resolver de forma individualizada todo aquello que no resuelven en conjunto. Es frecuente que las necesidades de actualización y corrección de errores de la plataforma base no tengan suficiente agilidad y los desarrollos tendrán que esperar para poder implantar las correcciones. Incluso es frecuente que el framework no sea capaz de resolver las necesidades de algún desarrollo complejo y aquí llega la mayor expresión de incoherencia organizativa cuando el responsable máximo decide que el producto y la tecnología base pueden avanzar por separado, parece que lo importante es que el juguetito siga vivo y nadie lo ponga en peligro.
  • Empresas que creen que su mayor problema es la coordinación y que creen que una OGP supervisora de un modelo procesal encorsetado les asegurará el control de todos proyectos vivos, tanto funcional como técnicamente.
  • Empresas que creen que su mayor problema es la correcta implantación de los productos y que acaban estableciendo equipos de operaciones y exiguas ventanas de implantación que impiden una rápida respuesta en una necesidad negocio. Ya sabes, aquello de ¿Cuánto tiempo se tarda en implantar en producción un cambio de negocio que exige una nueva línea de código? He vivido situaciones de más de un año.
  • Empresas que creen que su mayor problema es cuadrar los números para no gastar en la producción de sus proyectos y se entregan en cuerpo y alma a la contratación de un servicio externo que exige preprogramar el servicio con escasa capacidad de adaptación al cambio puesto que cierran acuerdos a un año vista. Acuerdos placebos una vez firmados que pronto se convierten en auténticas pesadillas estáticas que impiden el crecimiento ágil del producto.
  • Empresas que creen que su mayor problema son los beneficios pueden caer en la tentación de recortar costes en la producción a costa de la calidad del producto. Las cuestiones económicas son importantes, pero más importantes son sus productos y sus usuarios. Twitter lleva años con el foco en sus usuarios y su producto, y sin generar beneficios, y aún así sigue ganando la confianza de los inversores. Apple cae en bolsa cada vez que genera beneficios ya que los inversores estiman que se está quedando sin ideas en las que invertir y dejará de crecer.
  • Empresas que creen que la única forma de ser competitivo es ofrecer un producto más barato. Acabarán sumergidas en un Océano rojo del que difícilmente podrán salir victoriosos.
  • Y empresas que son capaces de centrarse en todas las áreas anteriores y cometer todos o gran parte de los errores anteriores. Estos son los diplomados en anticriterios.

image
Gracias por el tiempo que me habéis dedicado con vuestra lectura. Nos vemos pronto.

Óscar R. Onrubia
@OscaRonrubia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gestión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cuando el foco no es el usuario o el producto.

  1. Pingback: Habilidades del Product Owner II. | Modelo, Método y Gestión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s