Ante todo, sentido común.

Modelo, Método y Gestión: Ante todo, sentido común.Hola a todos:

Aprovecho mientras monto el Árbol de Navidad para presentaros la nueva historia del blog, una historia con mucho sentido común…

… ¿o quizá no?.

No os entretengo más, espero que os guste el contenido y la reflexión, no olvidéis dejar comentarios al final.

Hace una semana terminó por explotarme en la cabeza algo a lo que llevaba tiempo dando vueltas. Os cuento cuál fue el disparador exponiendo el escenario, el caso y una reflexión.

Escenario: Una calle céntrica de Madrid, 17:00 horas, Diciembre, unos 5 grados de temperatura, cielo encapotado. CASO: Una pareja cambia el pañal a su bebé de escasos meses en el maletero de su coche que no está arrancado. REFLEXIÓN: ¿Os parece de sentido común dejar a alguien semidesnudo, en el maletero del coche, con el mismo abierto, en las condiciones climáticas expuestas? Supongo que a los padres sí… a mí por el contrario me pareció inadmisible, teniendo en cuenta que tenían mejores soluciones al alcance de la mano (cambiar al bebé dentro del coche con la calefacción puesta).Creo que la frase que más leo y escucho cuando debato sobre metodologías ágiles es algo así como: ‘Ante todo, sentido común’. Yo mismo la he recitado en numerosas ocasiones.  Cuanto más flexible y adaptativa es una metodología, menos procesos definidos tiene y más alterables son los que existen. Esta virtud se puede convertir en un arma de doble filo ya que si algún proceso puede ser redefinido o sustituido, queda a criterio del responsable dos cosas: qué eliminar o modificar y cómo hacerlo.Las metodologías menos restrictivas, Scrum y Kanban, este último en grado máximo, son flexibles, poco restrictivas y muy adaptables a las necesidades propias de organizaciones y proyectos.  Esta adaptabilidad impacta directamente en el grado de éxito o fracaso, y su forma se gestará a través de de la aplicación de distintas variables: Experiencia de los responsables de la adaptación. Las prácticas adoptadas. Las capacidades de los miembros del grupo. Sentido común de los mismos.Si tu caso es el de alguien que no tiene mucha experiencia, es aconsejable que utilices metodologías más restrictivas con procesos definidos que guíen tu camino. A medida que adquieras experiencia podrás incluir adaptaciones dentro del marco utilizado, si es que este lo permite.  Por el contrario si eres alguien como mucha experiencia, podrás optar por una metodología altamente flexible y adaptativa, como Kanban. Y la podrás implementar a tu criterio y necesidad apoyándote en las variables que manejes.

Hablemos ahora del ‘Sentido común’. ¿Es un área de conocimiento o un método?.  En mi opinión es un método deductivo sencillo en su planteamiento: Si en este ESCENARIO, aplico este CASO, es obvio que ocurre ESTO. Para aplicarlo, es necesario tener conocimientos y experiencias adquiridos previamente.El problema es que el conocimiento, en la gran mayoría de los casos, es incompleto (falta visión global) y no universal (entendiendo como universal el conocimiento sin posibilidad de duda o alteración).  La experiencia por su parte, no es inalterable puesto que los éxitos de ayer, no tienen porqué ser repetidos en las decisiones del mañana. Las modas, el entorno, los clientes, los interesados, etc, son cambiantes; y las consecuencias también.  De modo que acabamos tomando decisiones de sentido común que en realidad son de dudoso sentido común.¿Qué opinas al respecto?  ¿No crees que dejamos a criterio del sentido común demasiadas decisiones?  ¿Debemos eliminar las decisiones de sentido común por otras contrastadas o validadas? ¿Es mejor mantenerlas y determinar un sistema de foco constante que nos permita detectar los errores con suficiente antelación? ¿En qué basaba su decisión la pareja del coche, en la experiencia, en el conocimiento? Pudieron deducir que ya lo hicieron en las vacaciones de verano y fué más cómodo que hacerlo dentro del coche (los éxitos de ayer, no tienen porqué ser repetidos en las decisiones del mañana). Como decía al principio del artículo, después de muchos intercambios de opinión, los debates son frecuentemente finalizados con un ‘ante todo, sentido común’ por las partes en diferencia. Esto sentencia la solución final dejando a criterio de cada uno la interpretación. Las partes aplicarán su particular ‘sentido común’  y ambos entenderán avalada su solución, sin necesidad de prolongar el debate.¿No sería más razonable cambiar el ‘ante todo, sentido común’, por un ‘lo que origine un producto mejor’? El cambio de estado mental es importante. La primera forma nos reafirma en nuestra posición y decisión, la segunda nos invita a dudar y validar nuestras hipótesis.¿Abusamos del sentido común?

Gracias por leer la historia de hoy, nos vemos pronto.

Ah! Y si te gusta, comparte 🙂

Óscar R. Onrubia

@OscaRonrubia

Anuncios
Imagen | Esta entrada fue publicada en Coaching, Gestión, Metodologías Ágiles y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ante todo, sentido común.

  1. lolasoylola dijo:

    Gracias por tu equilibrado sentido común y este post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s